Con el fin de conocer a fondo las condiciones de vida de las comunidades y luego de la articulación con las autoridades indígenas, nuestro equipo de Desarrollo Social se encuentra presente en el corregimiento La Blanquita, Frontino – Antioquia, iniciando la segunda etapa de la Caracterización Socio – Familiar y comunitaria, que se desarrollará a lo largo de los próximos días, en el Resguardo Chaquenodá.

Durante varios días nuestros agentes comunitarios, estarán visitando familia a familia, aplicando una ficha de caracterización familiar compuesta por variables demográficas, de salud, vivienda, servicios públicos, economía del hogar, seguridad alimentaria y condiciones generales de la comunidad, identificando las principales necesidades, para convertirlas en soluciones a través de los diferentes proyectos de desarrollo social que llevamos a las diferentes comunidades.

Todos nuestros agentes comunitarios se encuentran capacitados para realizar esta actividad, donde se va a impactar un total de 10 comunidades: Quiparadó Bajo, Cuevas, Julio Grande, Peñitas, Chontaduro Alto, Chontaduro Bajo, San Mateo, Chuscal, Nendrú y San Miguel.

Además de recopilar toda la información que abarca la caracterización socio – familiar y comunitaria, también realizarán vigilancia nutricional con la toma del perímetro del brazo para predecir y prevenir oportunamente, la muerte por desnutrición en niños menores de 5 años de estas comunidades y realizarán acciones educativas, que ayuden a la prevención, identificación y manejo de las enfermedades respiratorias. Todo esto con el fin, de identificar sus condiciones de vida familiares y comunitarias, enfocar con mayor pertinencia y efectividad, nuestra oferta social y gestión, y potenciar el desarrollo de las comunidades e incidir positivamente en su calidad de vida.